entradilla

sábado, 19 de mayo de 2012

De Patios

(no olvidéis conectar los altavoces para ver el vídeo)

  Mi viejo diario, cuando éramos jóvenes nuestra capacidad de asombro la teníamos abierta  a flor de piel y cualquier cosa nos dejaba fácilmente impresionados. Qué decir al respecto de cuando sólo éramos unos críos. Pero con la edad tiene que ser algo muy nuevo y poderoso lo que descubramos para que nuestros sentidos se emocionen con la misma intensidad.
  Sin embargo, hay cosas a las que lo que le pedimos, para que no dejen de sorprendernos, es precisamente que se mantengan inmutables y fieles a su estilo original, que nunca cambien. Como es el caso de los "Patios Cordobeses".
  Uno se siente afortunado cuando cada año al visitarlos, vuelve a comprobar que, además de la belleza de la multitud de estampas que nos ofrecen, la casa es para sus moradores un estilo de vida -más que una cuestión estética- que no cambiarían por nada del mundo. Estilo de vida a cuyo disfrute y conservación, con los sacrificios inherentes a esto, se consagran a lo largo de todo el año, con la misma ilusión con que lo harían aunque no recibiesen ningún tipo de reconocimiento oficial o público durante unos días en el mes de mayo.
  Ya te contaré otra vez...




6 comentarios:

  1. Precioso, y que suerte la que tenemos con esta Córdoba nuestra. Felicidades por el resultado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, vivimos en una tierra maravillosa, y llegada esta época del año (con sus paréntesis intempestivos) más todavía.
      Gracias por escribir.

      Eliminar
  2. Es que eres un artista, leche!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por mirarme con tan buenos ojos.

      Eliminar

Tus comentarios siempre serán correspondidos.